20090403

Fatale.


Se apoya y se coloca la falda.
Sale humo de su boca,
aunque en realidad no se guarda medias tintas.
Dime niña, que ni esas piernas ni esa cara te haran volar;
que ninguna de estas noches es para beber y calmar el ansia.

Vuelve a colocarse la falda,
y después de un fuerte suspiro, me reclama.



1 comentario:

  1. Tentación.

    Mi musa es una brisa de humo gris.

    Buena foto.

    ResponderEliminar